10 de marzo de 2012

Descubrimiento: Maïa Vidal

Elena me propuso ir a un concierto el jueves, después de punto. Fue algo imprevisto, a lo que seguramente no hubiera ido si no es por ella, en el sótano de la casa Cordón, con puffs, sillas apelotonadas y un telón de fondo que se caía por momentos...

En el escenario, dos chavales, ella cumplía 24 años y con un perfecto español, iba introduciendo sus canciones y hacía que la atmósfera se relajara. El chaval, Marcus creo recordar, se intercambiaba instrumentos como quien coge diferentes lapiceros para pintar. Oboe, trompeta, xilófono, guitarra, acordeón... y ella, acordeón, minipiano, violín (!)... y todos allí, moviendo la cabeza de un lado para otro, los pies al ritmo y dejánodonos llevar por la música a un mundo imaginario, que quizá por el acrodeón me recordaba a Amelié.

Al acabar, cola para comprar su CD. Nunca había visto que un 80% de la gente se quedara a por él. Y ella con una sonrisa de oreja a oreja, dedicando discos..

Toda una sorpresa. Aquí os dejo un ejemplo de lo que escuchamos el jueves:
Canción - Alphabet of my phobias