30 de diciembre de 2014

Australia

Gold Coast, Surfers Paradise
Y aquel día 10 de noviembre, tome el avión. Mi corazón no quería dejar Sudamérica y sus gentes. Todavía no había tenido suficiente. Pero tenía un billete comprado para cruzar el Pacífico, así que allí me planté, en el aeropuerto de Santiago, deseando en cierto modo que pasara algo para no marcharme y tener excusa para seguir descubriendo Chile sin prisa, y seguir subiendo hasta, seguramente, volver a Perú, o quién sabe.

10 de noviembre de 2014

Chile


Tren del recuerdo

Interminables planicies donde el viento sopla sin cesar. Gélidos lagos con aguas cristalinas que invitan al baño. Humeantes volcanes de cumbres nevadas que parecen sacados de una pintura divina. Árboles milenarios con cortezas como caparazones de tortugas inmensas. Silencios interrumpidos por el pájaro carpintero o el tero avisando que está cerca su nido. Cóndores volando a la altura de tu cabeza, nubes del color de las frambuesas. El inmenso Pacífico queriendo besar la luna llena, mientras ruge en un intento de invadir la tierra de nuevo. Atardeceres donde los lobos marinos se recortan bramando al sol que se esconde. Pelícanos en formación sobrevolando la casa de Neruda. Estar en la cima del mundo y bajar por la nieve como en un tobogán. Lluvia sobre lluvia para que el musgo pueda ser del tamaño de la mano. Callejuelas llenas de arte que desaparecerá más pronto que tarde. Un cielo verde, azul, morado y violeta, con nubes que parecen peinadas. Viñas hasta donde alcanza la vista. Cabañas llenas de sueños donde todos caben. Olor a leña y eucalipto. Historias de duendes, de pioneros y visionarios. Una hoguera bajo las estrellas con vino chambreado y un cocimiento con lo que queda para pasar el mes, acompañado de una guitarra y una voz. Sudar en el te-mazcal con seis amigos desconocidos a las tantas de la mañana, acompañado de un chiste subido de tono. Un tren de dos vagones acercando a la civilización a pueblos que se vacían. Abuelas cercanas a los 90 cuidando el jardín con un pájaro que anida bajo su tejado como compañía. Lágrimas en sus ojos porque no saben cuándo te volverán a ver. Hermanos que ayudan a recuperar las viñas centenarias quemadas y con ellas un sueño. Y un trago de vino ante alguien feliz por ser la primera vez que un turista le saluda. La historia de un pueblo viviendo dos meses en un cerro por el miedo a bajar y que se les trague el océano después de un terremoto. Sentir un temblor tomando un café mientras la vida sigue. Una canción de la república española con voz de barítono. Un terremoto en la piojera a las dos horas de llegar a la ciudad. Y una espontánea bailando cueca para acompañar a la Sra. Carmen en la parada del tren.  Una cerveza compartida observando cómo enderezar la vía del tren descarrilado a mazazos. Historias de mujeres abandonadas y valientes que crían a sus hijos con la esperanza de llevarlos a la Universidad. Tejer una alfombra reciclada para una familia que perdió todo en un incendio con Francisca y Leonor. El regalo de un pan amasado. Un piropo de los de antes.
Volcán Villarrica desde Parque de Huerquehue

Atardecer en la Lobería, Cobquecura

Y conversaciones. Decenas. Cientos quizá. En cada pueblo, en cada estación, con cada tendero. En la peluquería, en la cola del autobús, sentada en un banco a la sombra. Con Luis, el mapuche que cuenta cómo echaron a Monsanto de su pueblo. Con Jose Luis, el argentino que aprendió a estar en el lado bueno después de estar en el lado malo. Con Hugo, el abuelo que recién se enteró que tiene un hijo de cuarenta años y no sabe qué hacer. Con Carolina que dejó su cómoda vida para luchar por un sueño. Con Marce, que sueña con el viaje regalado por un hijo que será ingeniero. Con gente anónima que pasa a tener nombre e historia. Que da las gracias al chofer al bajar del autobús. Que te desean que te vaya todo lindo al comprar. Que te pregunta de dónde eres a la primera “zeta”. Que te invita a su casa a los cinco minutos de conocerte. Que critica a su propio país por su avance económico pero retroceso social. Gente muy humana, gente de piel. Con un corazón que no les cabe en el pecho. Preocupada porque esa humanidad se está perdiendo, rápido, sin control, haciendo que la balanza se incline por el “tener” antes que por el “ser”.

Así ha sido mi Chile. Me voy con el corazón lleno de gente amable, con tanto aprendido, con nuevos amigos a los que ya estoy echando de menos y ganas de ver a otros a los que me he perdido en este larguísimo país. 
Valparaíso
 En un autobús alguien se despidió con un "disfruta de este día como que fuera el último y di lo que tengas que decir por si no estás mañana". Ojalá disfrutéis de vuestro día así. :)
San Antonio

 

16 de octubre de 2014

El Sur

Suena Desert Rose (Sting), quizá un poco más alto de lo que sería sano para tus oídos. La nieve cae horizontal mientras el sol lucha por salir entre las nubes que galopan con prisa, cambiantes, grises, blancas, azules, negras. Una vallada planicie se extiende infinita, salpicada con riachuelos y lagunas. Las ovejas levantan la cabeza al pasar. Algunas, ya esquiladas, se intentan resguardar detrás de pequeños arbustos retorcidos y ladeados por el viento. Vacas, ñandúes, guanacos, ibis, cóndores, aguiluchos. Todos siguen su actividad como si la nieve no estuviera cayendo, como si el viento no azotara la planicie, seguros de que se va a acabar y volverá a pasar de nuevo a lo largo del día. El agua se torna azul glaciar. Tu piel se eriza cuando al fondo aparecen puntiagudas montañas con afiladas aristas que la nieve va pintando de blanco. Las lágrimas te vienen a los ojos. Eres la persona más afortunada del mundo. Estás ahí, contemplando la naturaleza en estado puro, sintiéndote insignificante, una gota en el océano, mientras el viento golpea el autobus y pasan diminutas casas de madera de colores ante tus ojos, y paradas de autobús sacadas de hace dos siglos, donde un padre espera con sus hijos charlando sin prisa, mientras los caballos aguardan para volver a la estancia, uno de ellos libre del peso de su jinete.

 No importa el frío, ni la nieve, ni qué vas a hacer mañana. Estás. Eres.

8 de octubre de 2014

Argentina

Aterrizo a las seis de la mañana (cuatro de la mañana de mi horario peruano). En el lugar acordado, espero tomando un riquísimo café, bien cargado, mientras veo la gente pasar. "He vuelto a Europa", concluyo. La gente vuelve a ser gris, enfundada en ropa discreta y estándar, andan deprisa, les falta el tiempo.Ya no hay colorines, ni mamis con faldas abullonadas, ni caras curtidas por el sol. Hasta yo he cambiado mi jersey peruano por uno gris que me hace sentir una más.
Cataratas - vista desde la parte brasileña
Un par de horas

5 de septiembre de 2014

Me voy

En unas horas, apenas cinco, dejaré, después de cuatro meses, El Perú, como dicen acá. Me voy sin haber visto el norte, perdiéndome las bodegas de Ica o el oasis de Huancachina. Sin conocer el Amazonas o la selva baja del norte. Me quedan tantas cosas por recorrer que necesitaría una vida para poder disfrutar de este país como se merece.
Sin embargo, me voy con la retina llena de Arequipa, ciudad blanca colonial, cuna de Vargas Llosa, donde la gente es diferente y se respira historia y orgullo. Con tres días de caminata por el Cañón del Colca, 1200 m de desnivel a las 4 y media de la mañana, donde los cóndores casi te tocan y una mami nos ofreció la mejor miel del mundo. Con la vuelta al colegio y la posibilidad de ayudar a alguna niña a que el inglés deje de ser una pesadilla y sea algo interesante. Y descubrir nuevos sitios en el pueblo donde he pasado casi tres meses. Y volver a pasear por las ruinas increíbles del Valle Sagrado, esta vez, acompañada. Y conocer a una burgalesa, vecina, y compartir una botella de vino con ella. Con un viaje por el olvidado centro del país, ese que no aparece en las guías. Y pasar casi 16 horas de viaje para hacer apenas 500 kms. Y quererme quedar en Ayacucho, ciudad que rivaliza con Cusco en belleza, cuna de Sendero Luminoso, donde se me pusieron los pelos como escarpias en el pequeño museo de la memoria ("para que no vuelva a pasar", es su lema). O Huancavelica, ciudad donde la gente mima al turista que se aventura a llegar hasta ella. Con paisajes a casi 5000 m de altitud donde la nieve te rodea y no puedes sino imaginarte lo dura que tiene que ser la vida para la gente que vive en los pueblecitos que salpican el camino. Con el olor del abuelo que comparte taxi contigo, y con su historia. Con alpacas con "pendientes" de lana o lazo, tradición ancestral que se mantiene desde Santiago Apostol hasta finales de agosto y que hace que todos los animales estén "guapos". Con ese paisano que te tira de la manga y te invita a cerveza y a bailar sin parar cuando pasas por su pueblo, compartiendo contigo el último día de celebración de Santiago, fiesta que dura un mes. Y con ese viaje en tren un tren que sale una vez al mes y que es el culpable de que haya seguido esa ruta, y no otra. 
Plaza de Armas, Arequipa
Pero sobre todo me voy con el corazón lleno de personas amables y trabajadorass. Personas que han estado presentes desde que llegué o que me he cruzado por el camino en mercados, cafeterías, autobuses, en la calle, con las que he cambiado cuatro palabras o una larga charla sobre las cosas más insospechadas. Personas que trabajan de sol a sol, de lunes a domingo. Mamis que miran al infinito en medio de la nada, pastoreando a su rebaño o pensando en vete tú a saber qué. Niños a la espalda, en los mercados, con su uniforme y su gorrito para evitar quemaduras bajo el sol ardiente a más de 3000 m de altitud.

15 de agosto de 2014

Lago Titicaca

El sol entra por el ventanal parcheado con cinta adhesiva. Abro los ojos. El cielo es bicolor. Una franja anaranjada separa el agua del cielo. La arena parece azúcar y por ella husmean mamá cerda y seis cerditos peludos. Me levanto y veo por la derecha un ternero que corre alocado colina abajo. Por un momento parece un perro y regresa hasta donde está su madre, que camina despacio. Pablo, el único vecino que hay a pie de playa, tardará un rato en aparecer. Noe y Ainhoa, burgalesa y bilbaína, charlan en el piso de arriba. Comienza el octavo día en la Isla del Sol, que nos ha atrapado sin remedio.

7 de julio de 2014

Tres Cruces

Ayer recibí el correo de un amigo preguntando qué tal estoy y haciéndome notar que hace mucho que no pongo nada en el blog. Cuando he visto que hace casi un mes de la última entrada, no lo podía creer. Se me ha pasado el tiempo volando, y volando sigo en el colegio, como os contaba en la última entrada.
Pero no todo es trabajo e intentar ayudar a las chicas, que ya han hecho los exámenes de los cursos suspensos del año anterior (el viernes) y que siguen haciéndome recordar la historia universal o las matemáticas y la química básica. Ni cocinar y aprender cosas ricas para hacer cuando vuelva, o tener durezas ya de tanto picar cosas. ;) También ha habido aventuras de fin de semana. Y digo aventura, porque en el momento en el que sales de los circuitos un poco más turísticos, moverse es toda una aventura en este país.
Como intentar llegar a Tres Cruces,

13 de junio de 2014

VASAU

VASAU, o Valle Sagrado Urubamba, es el nombre del colegio donde llevo ya más de un mes y que hace que cada vez tenga menos tiempo para escribir y subir fotos y contaros qué es lo que hago.
Este mes, está lleno de eventos, y aquí se celebran todos. El día de la madre, el día del ex-alumno, el día del padre, el día Mundial del Medio Ambiente, el día de la batalla del Ollanta y para colmo, hasta ha venido Carlos Noriega, ¡¡astronauta!! para dar una charla a los chicos, algo totalmente sorprendente.
Irami y Dajana vestidas para bailar el día de la madre

28 de mayo de 2014

Pisac

Llegar a Pisac, a 33 kms de Urubamba, es una hora y cuarto de camino. De badén a badén (aquí jibas), el autobús acelera para parar un minuto más tarde a recoger un pasajero o echar gasolinai con el motor encendido. El paisaje sigue siendo espectacular. Cascadas que brotan en medio de imponentes paredes cubiertas de tremendos cactus. Un niño rezando el rosario mientras camina. Carreteras que suben a los cerros cosiendo la montaña en perfecto zig zag. Una bicicleta con un gran cajón delantero que contiene tres pequeños sentaditos, a los que sólo veo el gorrito de lana. Un cartel de un concurso de cocina campesina que ya pasó. Campos (chacras) cubiertos de maiz blanco secándose al sol después de dos días de lluvia inesperada. Dos mujeres bajo el sol con vestidos artesanos y unos sombreros difrerentes

15 de mayo de 2014

Ollantaitambo

Ollanta es un sitio mágico, como mágica es muchas veces la vida. Sin intención de hacer nada el fin de semana, son las hermanas las que me sugieren que me acerque a Ollantaitambo a dar una vuelta. En la combi se sube Florencia, y pasamos el día juntas. He visto mi primer colibrí y mi primera alpaca. Ha llovido encima mío con un muro inca como único resguardo hasta que me he calado. Me he secado bajo el arco iris. He visto esconderse el sol bajo el cerro, contemplando las terrazas bajo el templo al dios del mismo astro que contemplaba irse. He comido en el mercado por menos de lo que pagué por un café. Me han recordado que la edad de lleva en el espíritu mientras subía a duras penas los escalones hacia la cima. Una abuela preciosa ha posado para mi.

8 de mayo de 2014

Urubamba

Pues sí, ya estoy en Perú, más concretamente en Urubamba, a unos cuarenta kilómetros de Cuzco (aquí Cusco), lo que se traduce en algo más de una hora de alocadas carreras en combi (furgoneta para 11 pasajeros y conductor).

El pueblo, a casi 3000 metros de altitud, está encajonado entre impresionantes nevados (montañas de más de 5000 m en las que hay nieve todo el año) y es la capital del sector de la zona. El centro es una perfecta cuadrícula con altas aceras y casas blancas de un solo piso a un lado y a otro, en las que puerta y ventanas están pintadas de azul oscuro, verde o granate. Detrás de las puertas imponentes patios alrededor de los cuales viven varios vecinos, vestigios de la época española.

24 de abril de 2014

Lección 1: sobre cómo aprender a no hacer planes

Hace poco he leído: "cuidado, que a veces los sueños se cumplen". Me gustó la frase y todavía cuando la escribo me hace sonreír. Mi sueño, desde hace media vida (según mi madre algo más), ha sido tener un año para hacer lo que quisiera. Y cuando el día uno de abril lo comencé, tenía un plan en la cabeza de lo que iba a ser. Los primeros cuatro meses totalmente definidos, y el resto, con un hilo trazado bastante claro. O eso pensaba yo.

15 de abril de 2014

En ruta

Después de los ocho días tan intensos del Camino, el llegar a casa ha sido duro. Tantos momentos especiales y lecciones aprendidas, que regresar a tus cuatro paredes con ganas de seguir caminando y sin poder hacerlo, ha sido otra buena lección por superar.
Tan cuesta arriba se me ha hecho, que hasta he vuelto a encender la televisión (algo que llevaba muchos meses sin hacer).
He barajado muchas opciones. Desde pintar la casa, hasta hacer una ruta por España de más de 2000 km con mi peugeot, pasando por escribir una novela en tiempo record (como que fuera fácil jaja) o ir de visita relámpago a Alemania. De momento, ayer, mi coche en el taller de Ricardo, preparado para carretera y manta. Y esta noche dormiré en Toledo. Para los que os pilla lejos, este año se conmemora el cuarto centenario de la muerte del pintor, y allá que me voy, a volver a perderme por la ciudad y con suerte ver algo que ya vi hace muchos años para que mi memoria no lo olvide.
¿Después? Ya veré. ¿Hasta cuándo? Sin fecha.
En estos quince primeros días he aprendido que es mejor no hacer planes y que salga el sol por donde quiera, así que hasta ahí os puedo contar. Aunque es cierto que, si no se tuerce, desayunaré viendo la Catedral, pero de Toledo, mañana. Todo un lujo. Y sí, ya sé que eso es hacer planes, pero por si acaso, el desayuno todavía no lo he pagado jajajaja :)
Os voy contando
¡Buen día a todos!

10 de abril de 2014

Ocho días: Destino León (y no Santiago)

Sí, estoy de vuelta en casa. Llegué ayer, por la mañana, después de dos horas en tren donde pude durante un rato ver el paisaje tan repetido durante toda la semana a lo largo de las horas desde mi ventana. El tren me alejaba de Santiago.
Y es que no se pueden hacer planes mientras caminas. Es algo que he ido oyendo muchos días, pero que he aprendido a golpes. Tienes que escuchar al cuerpo y es él quien decide. El lunes por la tarde, sin embargo, hablando con mi amiga Bea, planeaba acelerar para intentar llegar a Sarriá en 7 días y así unirme a ella y acabar el Camino juntas. Y es que estaba tan bien. Por primera vez en toda la semana, no me dolía nada, ni una pizca. El resto del grupo se quedaría en León, pero yo seguiría unos kilómetros más hasta Virgen del Camino. Apenas siete, pero así iba adelantando poco a poco.

7 de abril de 2014

Día 6

Y qué decir de este día...

Día 7.. no quiero llegar

El Camino es el destino. Segun pasan los días y las rectas interminables, los pueblos, las caras que se vuelven conocidas, las charlas con los paisanos de los pueblos, los hospitaleros voluntarios que tiran de madre para hacer la cena, historias de japonesas con esclerosis que acaban de hospitaleras, coreanos que te dejan su teléfono para que escuches hotel california, padre e hija canadienses que ofrecen menta poleo con una sonrisa, no apetece llegar. Quieres que se estire, que no se acabe y te das cuenta de que como dice Sinín "el mundo sería mejor si fueramos como somos en el Camino. La gente es mejor".
Y es verdad.

6 de abril de 2014

Día 5

Acabar el día con patatas a la riojana y pasta a la Fabrizio después de despedir a Miguel y Rafa, conocer a Adelina, con una fuerza increíble, una recta de 13 kms charlando sobre todo y sobre nada... Ya estoy pensando en que no voy a llegar...

3 de abril de 2014

Día 3 Hasta Frómista

Después de un día de reencuentros y emociones en Castrojeriz, ha amanecido el día gris, nuboso y con niebla. Veinticinco kilómetros por delante en buena compañía da para mucho. Cambio de provincia, mismo paisaje, mejor tiempo y románico alucinante para acabar.
El dolor de pies se ha subido por las piernas, pero como decía mi abuela, sarna con gusto no pica.
Un abrazo a todos! :)

2 de abril de 2014

Día 2 Hasta Castrojeriz

Hoy os contaría muchas cosas. Sobre Miguel y su humor increíble a pesar de su enfermedad y sus dolores. Sobre Paco, quien acoge al peregrino que no tiene dinero y le manda al bar a por la comida que quiera (le dices que ya se la pagaré yo) o de Santi y Pilar, hospitaleros de los que no quedan. De Tucker, Anna y Kelly, y su viaje espiritual o de acompañamiento según el caso. De Betty, que no ha llegado a Castrojeriz por su pie. O de Brigitte, francesa de lo menos 70 años. De Faustino, Logroñés a quien no le gusta viajar...
Pero me quedo con que sepais que es cierto que no se está solo y que se ven milagros todos los días (y yo solo llevo dos).
Y como escribir desde el móvil es muy cansino os dejo la noche de ayer y el Camino de hoy en imágenes.
Un abrazo a todos!

31 de marzo de 2014

Revisión de los propósitos del año

A principios de año me sumé a la iniciativa de Scarlata y el señor don gato y compartí con vosotros mis propósitos para este año que estamos disfrutando. Hasta final de año no nos pide que hagamos una revisión de qué ha pasado con todos ellos, pero como mañana empiezo mis 365 días, he pensado que como "despedida" de los post habituales (y es que no sé cuánto me voy a poder conectar a partir de ahora!), os voy a contar qué está pasando con ellos. ¿Os apetece? :)
Os recuerdo que eran estos:
propósitos 2014 disfrutando de lo sencillo
La verdad es que estoy bastante contenta de cómo van... vamos, hasta orgullosa diría yo jajaja :)

23 de marzo de 2014

16 de marzo de 2014

Amigos

Hay fines de semana que se hacen muy cortos y muy largos a la vez. Cortos, por la buena compañía. Largos, porque desconectas tanto de tu día a día que parece que hayas estado dos meses de vacaciones, en lugar de dos días. Cortos, porque necesitas la hora 32 (que no la 25). Largos porque has exprimido cada minuto de ellos al máximo.

15 de marzo de 2014

Blogger traveller marzo: tema libre

Bueno, creo que este va a ser mi último blogger traveller en una temporada. Ya sabéis que me encanta la propuesta de Paty Melocotón en la que cada mes nos invita a pasearnos por nuestra ciudad, cámara en ristre, y descubirla a través de nuestro objetivo. Pero en breve comienzo mi año, y como no sé si voy a estar aquí o allá, no creo que pueda participar, al menos desde Burgos.

Este mes, Paty está de celebración también y nos ha dado tema libre, así que he elegido unas fotos que hice el otro día, aprovechando que el sol brillaba después de mucho tiempo, y que tenía una amiga cerca que la encanta también la fotografía y os voy a dar un paseo por la ciudad. Sin más. :)

estatua paseo evolución, Burgos,by c.araus

14 de marzo de 2014

Lámparas y portavelas preciosos - mitlamparas ;)

portavelas mitlamparas.webly.comSí, hoy, como hace dos semanas, tampoco os voy a enseñar algo que he hecho yo, sino alguien que es muy especial y que pone mucho cariño a lo que hace. Se llama Mitla y vive en Madrid. Hace ya siete años que empezó a experimentar haciendo lámparas con diferentes materiales y poco a poco ha creado su estilo propio que va evolucionando, siempre experimentando, estudiando cómo pasa la luz a través de los materiales, aprendiendo nuevas técnicas...

11 de marzo de 2014

Libro del mes: El tiempo entre costuras

el tiempo entre costuras
No, no he visto la serie de televisión, pero mi amiga Sonia me prestó el libro, con un "este sí que te va a gustar" y así ha sido.

Es un libro que se lee rápido y a mi me enganchó desde la página 1. El ritmo de actividad es de vértigo, y en cada capítulo, sobre todo al principio, pasan tantas cosas que no puedes dejar de leer. Cuando Sira, la protagonista, vuelve a España, el ritmo se relaja un poco, pero aun eso, pensar que es el primer libro de la autora me impresiona mucho. 

A los amantes de la historia os gustará por lo presente que está, y da la sensación de que además, María Dueñas se ha documentado mucho sobre esa época.

 Un buen regalo para aventureras de espíritu. :) ¡Que os guste!

10 de marzo de 2014

Ganador del sorteo 365 días

¡¡Hola a todos otra vez!!
Bueno, pues ayer fue el sorteo de la ONCE, como todos los días, y el número que salió, 88826 fue el que determinó quien ha sido el ganador del sorteo que he organizado con motivo de mis 365 días

Ha sido genial organizarlo, sobre todo porque gracias a él me he enterado de que algunos me leéis aunque no soleis comentar (a mi también me pasa con algunos blogs geniales que sigo, pero no me da la vida para poner cosas ;)),  algo que me ha hecho mucha ilusión. Hemos sido poquitos participantes, 16, los mejores participantes que he podido tener :):):)

Y dicho esto, el ganador, con el número 6 ha sido Alberto! Alberto no tiene blog, pero mi hizo llegar su comentario a través de google plus. Y esto es lo que él haría con sus 365 días:

Viajar con tiempo para conocer gente con otros principios.

Como le contesté a su comentario, va a ser una de mis metas. Ir sin prisa y conocer a otra gente que piense diferente. Es curioso porque la mayoría de nosotros soñamos con tener tiempo para viajar y también para dedicarnoslo a nosotros mismos.. para meditar, descansar, visitar amigos lejanos y a los que se echa de menos, salir de la rutina, aprender cosas nuevas...

Espero ir contando, aquí o de alguna otra manera, qué hago de mi tiempo sin trabajar. Gracias a todos por vuestras palabras de ánimo, felicitaciones y sonrisas.

Cuando tenga hecho el nombre que me pida Alberto y el paquetito para dárselo, os lo enseñaré todo :)

Un abrazote y nos seguimos leyendo!!! :):)

Ensalada de alubias verdes

Hace tiempo que no os pongo una ensalada, pero como este fin de semana ha hecho buenísimo y parece que va a durar unos días, voy a aprovechar. :) Y es que no quiero dejar de enseñaros esta receta, que es un clásico en mi casa (y supongo que en otras muchas) y es una manera diferente de comer verdura.

Y hoy, sin más preámbulos, la receta ;)

Ingredientes (para 4 personas)

- 500 grs de alubias verdes
- 4 huevos
- 3 latas de atún (en escabeche o en aceite)
- 1 par de patatas para freir
- Aceite, vinagre

 Las cantidades son totalmente orientativas :)

Preparación

- Cuece las alubias verdes en agua y sal. Una vez cocidas, escurre y espera a que enfríen.
- Cuece los huevos
- Pela y parte las patatas en cuadraditos. Fríelas en abundante aceite hasta que estén doradas. Escurre.
- En un bol de ensalada, mezcla las alubias, los huevos partidos en trocitos y el atún.
- Aliña con aceite y vinagre. Mete al frigorífico
- Cuando vayas a comer la ensalada, echa las patatas fritas por encima, remueve y ¡lista para comer!

¡Super rica!
Espero que os inspire. ¡Feliz comienzo de semana!


PD en la foto vereis zanahora en lugar de huevo... es otra opción ;)

7 de marzo de 2014

Babero a punto de cruz

Lo que os voy a enseñar hoy, lo tengo hecho hace ya unos meses. De hecho, el peque que lo usa ya tiene dos meses largos. La idea era poner el nombre, pero sus papás no se decidieron hasta que casi estuvo aquí, así que me decidí por bordar algo diferente... y esto es lo que salió: un momento africano en un mundo de colores imposibles :)
¡Feliz viernes y feliz fin de semana!
babero punto de cruz motivos africanosbabero punto de cruz motivos africanos

 

3 de marzo de 2014

Bizcocho de "chocolate" sin lactosa, ni cacao (sí,sí... pero sabe a chocolate... ;))

Cada vez hay más gente con intolerancias a todo tipo de comida. La de la lactosa es es muy común, pero también conozco a gente que no puede tolerar el cacao. Pero renunciar al sabor del chocolate para siempre tiene que ser muy duro... ¡así que hay solución!
bizcocho de algarroba sin lactosa ni glutenNo sé si habéis oido hablar de la harina de algarroba. Yo no lo había hecho nunca, pero al comentarlo con mis padres, ellos se acuerdan de que se las daban de comer a los caballos cuando ellos eran niños, y cuando se caían de las carretas, iban todos corriendo detrás para comerlas, porque estaban muy dulces y buenas...
Pues así es: si usas harina de algarroba en un bizcocho, sabrá a chocolate :)

Así que dicho esto, aquí va mi receta de bizcocho de chocolate sin chocolate, apto para intolerantes a la lactosa y al gluten (ya que no he usado harina de trigo tampoco). ¡Y está muy muy muy bueno! :):)

28 de febrero de 2014

Cositas que hace Celia

Hoy os voy a enseñar manualidades, sí, pero no las he hecho yo, sino mi amiga Celia, que siempre anda con las manos ocupadas entre pasteles, agujas y lo que se la ocurra. Cualquier día os pondré alguno de sus pasteles increíbles, pero hoy os quiero enseñar dos cositas, a ver si os gustan.

1 - Rodilleras super originales
Y es que tenía un pantalón que no quería tirar y mirando por la web se encontró esta idea, que la pareció genial y se puso manos a la obra
Visto en la web

25 de febrero de 2014

365 días / days (sorteo)

(English below ;))
Hoy tengo algo que contaros que me hace mucha, mucha ilusión. Hace ya unos meses, pedí un año de excedencia voluntaria en el trabajo, después de muchos años con las ganas y no reunir el suficiente valor para hacerlo. Siempre tenía una excusa, pero ya no la tengo. Me ha costado, pero he tenido suerte de tener el jefe que tengo y de que mucho más arriba no lo hayan visto totalmente descabellado.
Así que, en breve, voy a tener 365 días para mi.
Y estoy tan contenta, que he pensado celebrarlo con un SORTEO. :)

24 de febrero de 2014

Crema de lombarda

Es temporada de lombarda, así que la podréis encontrar por todas partes y no habrá estado en cámaras, con suerte, la comeréis fresca. :) Simplemente salteada con ajo está muy rica, pero para los amantes de los purés y las cremas, esta es una receta muy buena, sana y con la que sorpendéis seguro :)

crema de lombardaIngredientes
- 1 lombarda
- 1 calabacín mediano
- 2 manzanas tipo golden
- 2 patatas
- quesitos o queso de untar
- aceite, sal
- agua

21 de febrero de 2014

Letras de fieltro para colgar: Valeria

Esta vez, os enseño un encargo de un compañero de trabajo. No, no las hago por encargo (ni me lo había planteado), pero Stefano (así se llama el padre de la criatura) es muy auténtico y me las pidió con tanta gracia, que no pude negarme. De hecho, va a ser papa otra vez esta semana y cuando se aclare con el nombre, se las haré para su nuevo retoño (no vaya a ser que cuando crezcan tengan envidia jajaja).

Aquí las tenéis :)

letras de fieltro para colgar

17 de febrero de 2014

Tarta de zahanoria y coco (¡no necesita horno!)

Hace muchos años que mi madre la hizo un par de veces. O eso creo recordar, porque lo mismo la hizo muchísimas más o solo una... Pero tenía el recuerdo de que está muy buena, y no sé muy bien por qué, hace unas semanas se me antojó. O quizá hace unos meses ya. El caso es que me puse a buscar en internet la receta. He encontrado muchas variantes en cuanto a las cantidades de azúcar, coco y zanahoria, pero al final me he quedado con esta de la cocina de Paqui aunque he usado bizcochos de soletilla en lugar de bollos suizos.
Aunque suene super rara, está buenísima (si os gusta el coco, claro) y fresquita entra super bien. Además la zanahoria es sana, ¿o no? :)

La receta:

Utensilios

15 de febrero de 2014

Blogger traveller: rojo

Ya sabéis que me gusta mucho la fotografía, asi que cuando descubrí el blog de Paty Melocotón y su Blogger traveller, me pareció una excusa perfecta para hacer fotos aunque no estés de viaje, por tu propia ciudad. He de decir, que todavía me resulta curioso hacer de "turista" por ella, y también a la gente que me encuentro y me conoce... Creo que piensan que soy un bicho raro jajaja Pero me encanta.
Esta vez el reto que nos ha propuesto es por mi culpa, y es que en su reto anterior pedía sugerencias, así que la escribí y la aceptó encantada. ¡Gracias Paty! Espero que no os haya parecido difícil, porque el rojo no es un color que abunda en las ciudades, al menos en la mía, que además últimamente está bajo una nube gris que hace que el rojo parezca menos rojo, y el resto de colores menos coloridos ;)
Sea como fuere, mirando durante un mes por la ciudad, he descubierto que en Burgos nos encanta el rojo en el suelo y los edificios, y este mes, los escaparates también se han teñido de rojo, por la celebración de ayer de San Valentín. :)
Este es el paseo por el rojo de mi ciudad :)
Edificio junto a la plaza del Cid

14 de febrero de 2014

Cositas nórdicas que me he traído a casa



Esta entrada sigue siendo sobreel viaje a Tromso, que ya lleva durando en el blog dos semanas cuando en la vida real fue solo una larga... :) Pero es que me pareció todo tan bonito... Quizá la semana que viene os ponga todavía alguna cosa más jaja  :)
Y sé que es un país caro, pero también sé que tienen unas estupendas rebajas, y aunque no lo fueran, es todo tan bonito que te invita a llevarte un poquito a casa...
Así que estas son algunas cositas que han acabado en la mía :)
Un cojín para mi habitación...
cojín nórdico kremmerhuset
Cojín de Kremmerhuset

11 de febrero de 2014

Libro del mes: El cuaderno de Maya, de Isabel Allende

El libro de este mes, leído durante el viaje a Noruega, del que tanto os estoy contando, nada tiene que ver con el que os comentaba el mes pasado, aunque hay una parte en la de describe la parte marginal de Las Vegas, que es muy dura.
Creo que el primer libro que me leí de Isabel Allende, fue La casa de los espíritus, hace muchísimos años, y me encantó.
Este, situado en Chiloé, Chile, sigue teniendo esa magia que siempre encuentro en la manera de escribir de la autora. Fácil de leer, ágil, no me costó nada engancharme ni llegar al final. Narra la historia de la joven Maya a través de su cuaderno, una historia extrema, a veces difícil de creer, pero dicen que la realidad supera siempre la ficción (aunque cuando esa realidad te es ajena te parece increíble que esas cosas pasen).
No sé si lo habéis leído ya, pero ya sabéis, si andáis por aquí y lo queréis, os lo presto. Espero leer pronto algún otro de esta autora. Seguro que no me defrauda.
¡Feliz día a todos!

10 de febrero de 2014

Panecillos rápidos noruegos :)

Me levanto por la mañana en el apartamento de Silje, la amiga de mi hermana que nos hizo de anfitriona en Oslo. Es temprano. Al poco, aparece ella en la cocina, y después del buenos días y la puesta al día de cómo hemos dormido, se despereza y coge un bol. "¿Qué haces?", la digo. "Pan", me contesta. Y ante mi asombrada mirada, va mezclando leche, un poco de harina de un bote, otro poco de otro que no se parece en nada, echa unas pipas de calabaza, bicarbonato, saca el queso cottage y media hora después estábamos comiendo unos riquísimos panecillos que nos supieron a gloria, recién hechos.
panecillos rápidos noruegos

9 de febrero de 2014

12 + 1 consejos para disfrutar de Tromso, Noruega (en invierno)

(Aviso: este post me ha quedado muy, muy largo!!.... :S)

No sé a vosotros, pero cuando yo veo lo arriba en el mapa que se encuentra Tromso, me asaltan muchas dudas, desde qué ropa ponerme, hasta cómo me voy a mover por la ciudad. Después de haber pasado una semana allí, estos son algunos consejos para disfrutarlo incluso con 10 grados bajo cero (o los que toquen ;)).

1 - VISTE CON CAPAS...
Sí, como una cebolla... vete a una tienda de ropa de deporte y cómpra un par de mallas y camisetas térmicas, guantes térmicos, calcetines térmicos y buenos calcetines de lana, unos guantes o manoplas y un buen gorro con orejeras incluídas. Seguro que si entre tus amigos cuentas con alguno que vaya a esquiar y que sea de tu talla, te pueden prestar ropa que te va a venir super bien. 
Una vez que tengas todo el equipo, ten en cuenta que en los sitios cerrados, hace mucho calor. Así que lo ideal es que te vistas con 2 o 3 capas, incluso 4 si vas a ver auroras boreales o a salir por la noche. Siempre ropa térmica pegada a la piel y después, camiseta, jersey, forro polar, plumas arriba u otra malla y un pantalón (a ser posible de pana o de montaña pero también vale vaquero...) en la parte de abajo.
catedral de tromso

7 de febrero de 2014

Inspiración nórdica: velas

Y sigo de viaje... :)
Lo primero que me llamó la atención cuando llegamos a Noruega, fueron las velas por todas partes. No solo en cafeterías y tiendas, sino en la calle, a modo de bienvenida, en enormes farolillos metálicos o en bloques de hielo con ramas incrustadas en ellos. 
velas, tromso, noruega, norway, candlesvelas, tromso, noruega, norway, candles

5 de febrero de 2014

Miércoles mudo: Aurora boreal

Me permito romper el silencio para deciros que ver el baile de las auroras sobre mi, es una de las cosas más espectaculares que he visto nunca. Si tenéis la oportunidad, es algo para intentar ver al menos una vez en la vida.
¡Feliz Miércoles "Mudo" (hoy no tanto)!
Fotos: Tromso, Noruega
tromso, noruega, aurora boreal, northen lights