9 de febrero de 2013

Fotografía en manual

Llevo dando vueltas a la idea de retomar la fotografía como algo más que hacer "click" cada vez que algo te gusta cuando estás de vacaciones. Hubo unos años que la cámara siempre iba en el bolso conmigo, a la facultad, de paseo o donde quiera que estuviera. Siempre me ha gustado tirar la instantánea de ese momento especial, o cotidiano, sin pensarlo mucho. Pero también me paraba a mirar la luz, el ángulo, qué quería que pareciera.

Desde que pasé a la era digital, el pensar haciendo fotografías, se acabó. Y es que no hay que imprimir, ni comprar carrete... puedes tirar cientos de fotos hasta cansarte, sin pensar mucho qué quieres transmitir o cómo quieres que quede... con movimiento, fija, tierna, fría...

El jueves tuve la mejor excusa para retomar eso que tanto me gusta. Un couchsurfer belga, se ofreció a dar una masterclass de fotografía para todos los niveles, y allí fui. Eramos 6 incluyendo al profe, y nos reunimos en La casa de las musas (totalmente recomendable, un sitio especial). La idea era salir, pero estaba nevando y nos quedamos por el bar. Cada uno haciendo lo que pudo y supo con su cámara. Con Lenoard Cohen de fondo.

Y retomé el feeling. La foto no es gran cosa, pero es la primera después de muchos años totalmente en manual. En frente, tras su cámara, Georgie, de la República Checa, con su sueño (y el de su padre) cumplido: tener una cámara reflex.
La casa de las musas


2 comentarios:

  1. Interesante. Ahoram a poner en práctica la lección recibida.

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!