21 de octubre de 2012

Butan: momento de encrucijada

A un dia de marcharme del pais en el que en lugar del producto interior bruto (perdon por las faltas de ortografia, este teclado no tiene acentos) se habla de la felicidad interior bruta, junto a un guia ex/programador informatico con 15 angos de experiencia en el mundo del turismo, tengo sentimientos encontrados.
Por un lado, sentirme consciente de lo afortunada que soy por estar aqui, y mas teniendo en cuenta la edad media de la gente que me rodea. Por otro, sentir que llego demasiado tarde. O como en otras ocasiones, que he nacido tarde. Ademas, esta vez, por muy poco. Desde el 2006, en el que el cuarto rey abdico, despues de 50 agnos reinando, en su hijo y este acelero la modernizacion del pais, este se esta convirtiendo a pasos agigantados en uno mas de los estandar, donde todos vestimos igual, escuchamos la misma musica y tenemos como compagnia la television, en lugar de a los vecinos.
He llegado en un momento de transici'on, donde los mayores matienen sus costumbres, y los j'ovenes suegnan con una casa de ladrillo con aire acondicionado y calefacci'on mientras revisan su correo/e. Creo que esos sentimientos encontrados los tienen tambi'en ellos. Un ejemplo: Karma, mi gu'ia, a veces habla con pena de c'omo los nuevos caminos para llegar a los pueblos est'an destrozando las rutas de senderismo y echando a perder los caminos tradicionales, mientras que por otro lado est'a contento porque el agno que viene, har'an uno hasta su pueblo y as'i no tardar'a un d'ia en ir y otro en volver, sino un rato. Y no es egoismo. Es saber que est'a bien que todo el mundo sepa leer y escribir y entender que le campo, ahora el 70% de su actividad, se vaciar'a si no se tiene cuidado, como ha pasado en otros sitios. Se ver'a. El gobierno, muy nuevo (tienen constituci'on desde 2008), va poniendo remedio seg'un van aparenciendo las dificultades, copiando lo mejor de los paises 'desarrollados' (pero qu'e es desarrollo?) e intenta mantener un equilibrio que hasta ahora se mantiene en la cuerda floja.
El tiempo dir'a hacia d'onde se inclina la balanza. Pero hoy, tres nignos (s'i, s'olo tres en 5 d'ias, pero...), me han pedido un bol'igrafo o un caramelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario!